#136 Jesús Delgado2018-07-22T08:31:46+00:00

Project Description

LA BRÚJULA DE UN LÍDER

#136 Jesús Delgado

“Lo que le hace falta a Venezuela es humanidad, que no seamos partidos políticos sino humanos. Reconocernos en el otro como pares”

Pedro Tovar

Lorena Quijada

23 de Enero, Caracas

Estuve vinculado en misiones franciscanas desde niño y eso me hizo crear vínculos con la sencillez de la gente, con el lado humano. Después recibí una formación social en el liceo. A pesar de ser muy tremendo, y con un carácter tan difícil que también creo que es mi mayor defecto, siempre tuve esa inquietud.

La profesora Juanita fue una de las que me dio la oportunidad de entrar en el programa Brújula Juvenil. Ellos me negaron la entrada tres veces por mi comportamiento, pero después duré allí cinco años porque sentía que esa enseñanza no se podía quedar aquí. Y en realidad cuando salimos del programa, varios compañeros y yo nos dijimos: “Nos quedamos con la formación, ¿y la acción dónde queda?”. Por eso decidimos crear el movimiento juvenil Líderes del Mañana.

En Caracas Mi Convive entro porque ellos tienen un programa que se llama Red de Colegios. Ellos me llamaron porque buscaban líderes que trabajaran la parte social en el 23 de Enero. Yo acepté cuando me dijeron que no tenía que dejar el movimiento, lo vi más bien como una relación de apoyo mutuo, además la oportunidad de adquirir experiencia.

Las actividades deportivas son las que más me gustan. Prefiero trabajar con los más chicos porque tienen menos vida recorrida en ambientes delictivos. Es más fácil rescatarlos antes de que se formen en el hampa. Tenemos niños de todo el barrio que ahora quieren conformar equipos gracias a estas actividades. Yo les digo siempre que tengan la iniciativa de reunirse a entrenar. Me gusta que los chicos tengan la mente ocupada para que no piensen en otras cosas. Hay que motivarlos.

Lo que más me asusta es que mi familia se vea perjudicada por lo que hago. Caracas Mi Convive es una ONG, así que la vinculan con sectores políticos. Aunque, en realidad, nosotros queremos reconciliar estas dos realidades, generar lazos independientemente de la preferencia política. Una vez hicimos una actividad donde se les regalaron zapatos a los chicos y no alcanzaron para todos. Hubo un chico que le regaló los viejos zapatos a uno que no recibió de los nuevos y le dijo que, aunque no estaban tan buenos, estaban mejores que los suyos. Esas conexiones son las que no me espero, pero que me impulsan a seguir.

Yo comencé a involucrarme activamente a raíz de que todos mis primos, casi hermanos, se han ido del país. Somos como quince que siempre estábamos juntos y ahora estamos todos regados. Sentí a mi familia irse por primera vez, sentí como si me arrebataban un pedazo de vida o de infancia. Por ese lado, uno de los valores que me inculcaron mis padres es el de estar en casa. Porque en la calle uno puede perderse. Y sin embargo la calle es mi lugar de trabajo. Ahorita todo el mundo está bravo con todo el mundo. Mi casa es mi paz, en mi familia somos muy unidos.

Si yo pudiera ser un animal sería un lobo, porque es un animal fuerte, pero no lo es tanto si no tiene compañía. Por eso lo primordial para mí es la comunicación con mis amigos, con mi familia, con todos. En el movimiento me gustan los trabajos en equipo, sobre todo porque no somos perfectos y no podemos saberlo todo. A mí quien me pone los pies en la tierra es Melanie, mi yunque, la conozco desde hace ocho años, es mi hermana.

Los grandes retos me motivan, por eso mi lugar mágico es el pico Naiguatá. Si por mí fuera haría actividades más grandes en mi bloque, y es por eso que seguiré trabajando y tratando de convencer a la gente que no cree en mis intenciones. Sobre todo entrar y conocer las necesidades de la comunidad.

Por eso un líder positivo tiene que ser sencillo, tiene que ser humilde, tiene que demostrar su seguridad. Pero lo primordial es calidez humana. Creo que lo que le hace falta a Venezuela es humanidad, que no seamos partidos políticos sino humanos. Reconocernos en el otro como pares.

DESCUBRE OTRAS HISTORIAS EPIX

Compartir
Compartir
Twittear
Pin